ORACIONES BÁSICAS

Señal de la Cruz

En el nombre del Padre, y del Hijo, + y del Espíritu Santo.
Amén.

In nómine Patris, et Filii, + et Spíritus Sancti.
Amen.

Padrenuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

Amén.

Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum. Advéniat regnum tuum. Fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra.

Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie, et dimítte nobis débita nostra sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris. Et ne nos indúcas in tentatiónem, sed líbera nos a malo.

Amen.

Avemaría

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

Ave María, grátia plena, Dóminus tecum. Benedícta tu in muliéribus, et benedíctus fructus ventris tui, Jesus.

Sancta María, Mater Dei, ora pro nobis peccatóribus, nunc, et in hora mortis nostræ.

Amen.

Credo

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Que fue concebido
por obra y gracia del Espíritu Santo: nació de Santa María Virgen;
padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue crucificado, muerto y
sepultado;
descendió a los infiernos;
al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos: está
sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
La Santa Iglesia católica,
la comunión de los Santos,
El perdón de los pecados,
La resurrección de la carne,
La vida eterna.

Amén.

Credo in Deum Patrem omnipotentem,
Creatorem caeli et
terrae, et in Iesum Christum,
Filium Eius unicum, Dominum
nostrum, qui conceptus est de
Spiritu Sancto, natus ex Maria
Virgine, passus sub Pontio
Pilato, crucifixus, mortuus, et
sepultus, descendit ad inferos,
tertia die resurrexit a mortuis,
ascendit ad caelos, sedet ad
dexteram Patris omnipotentis,
inde venturus est iudicare
vivos et mortuos. Credo in
Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam
catholicam, sanctorum
communionem, remissionem
peccatorum, carnis resurrectionem,
vitam aeternam.

Amen.

Gloria

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.
Amén.

Glória Patri, et Filio, et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc,et semper, et in sǽcula sæculórum.
Amen.